Discursos

Algunos de los discursos pronunciados por Margaret Thatcher durante su carrera política

Margaret Thatcher

Discurso ante el Congreso del Partido Conservador el 10 de Octubre de 1980, donde Margaret Thatcher pronuncio la famosa frase, “esta dama no da marcha atrás”

Señor Presidente, señoras y señores:

La mayoría de mis colegas del Gabinete han iniciado sus discursos de respuesta con tributos muy merecidos a sus ministros junior. En el número 10 no tengo Ministros junior. Sólo somos [Denis Thatcher] Denis y yo, y yo no podía hacerlo sin él.

Estoy, sin embargo, muy afortunada en tener un diputado maravilloso que es maravilloso en todos los lugares y en todo momento en todas las cosas, Willie Whitelaw. Leer Mas…

Discurso pronunciado el 3 de Julio de 1982 a sus colegas del Partido Conservador luego de la victoria en la guerra por las Islas Malvinas.

Hoy nos encontramos con los resultados de la batalla de las Malvinas. Nuestro país ha obtenido una gran victoria y nosotros tenemos el derecho de estar orgullosos. Esta nación tuvo la resolución de hacer lo que sabia que tenía que hacer, para hacer lo que sabía que era correcto.
Combatimos para mostrar que la agresión no es provechosa, y que a los bandidos no se les puede permitir que obtengan su botín. Leer mas…

Discurso pronunciado ante el Congreso del Partido Conservador el 12 de Octubre de 1984, unas horas después del atentado con bomba en el  Gran hotel de Brighton.

Señor Presidente, señoras y señores:

El atentado con bomba en el Grand Hotel a principios de esta mañana fue ante todo un inhumano intento de masacre indiscriminada a hombres incautos inocentes y mujeres que se alojaban en Brighton para nuestra Conferencia Conservadora. Nuestros primeros pensamientos deben ser para los que murieron y  los que ahora están en el hospital recuperándose de sus lesiones. Leer mas…

Discurso pronunciado el 20 de Septiembre de 1988 en el Colegio de Brujas, Belgica.

Primer Ministro, Rector, Excelencias, señoras y señores:

En primer lugar, quisiera agradecerles por darme la oportunidad de volver a Brujas y en circunstancias muy diferentes de mi última visita, un poco después del desastre del barco de Zeebrugge, cuando el coraje belga y la devoción de sus médicos y enfermeras salvaron tantas vidas británicas. Leer mas…